sobre nosotros larrakoetxea psicologos

En LARRAKOETXEA PSICÓLOGOS, ubicado en los centros de AMOREBIETA-ETXANO y BILBAO, ya hablamos en otro artículo acerca de los efectos del otoño en los estados anímicos de las personas. Decíamos que el otoño y el invierno son muy propicios para que aumenten emociones como la tristeza, la nostalgia y la soledad.

De esta manera podría parecer que la llegada de la primavera supone un verdadero alivio para esas personas con tendencia a la angustia y a la depresión, porque la primavera se presenta como una estación para la alegría, la vuelta a las actividades sociales y, cómo no, para el amor. Nada más lejos de la realidad; siempre que nos encontremos ante un cambio de estación nos enfrentamos a cambios en el organismo que pueden afectar nuestra estabilidad emocional.

Desde LARRAKOETXEA PSICÓLOGOS, en AMOREBIETA-ETXANO y BILBAO sabemos que la depresión primaveral, o astenia primaveral, es uno de los trastornos estacionales más frecuentes. Mientras unas personas salen a la calle vestidas de colores y con su mejor sonrisa, otras, tienen que hacer frente a una serie de desequilibrios emocionales provocados por el cambio de estación. Se agudiza la ansiedad, el malestar físico debido a las alergias y se recrudece la sensación de soledad. Claro que es cierto que “la primavera la sangre altera”, pero no siempre en sentido positivo.

Muchas veces la gente se pregunta cómo es posible que nos afecten tanto los cambios de estación. Personas que se sienten eufóricas con la llegada del calor, mientras que son incapaces de levantarse del sofá ante las primeras hojas caídas del otoño. Personas que adelgazan en verano debido a su actividad frenética, mientras que acumulan unos kilos de más por el parón invernal.

Y es que el clima tiene una relación directa con la salud emocional, sólo que la forma en que nos afecta no es la misma para todas las personas. La luz es un referente clave para nuestro estado de ánimo, hasta el punto de que es utilizada para tratar muchos casos de depresión. La lluvia también es importante, no hay más que ver a todas esas personas que se sienten tristes los días previos a la lluvia, como si su propio organismo fuera una estación meteorológica capaz de predecir el tiempo.

Más influencia tiene el viento, especialmente, el viento sur, sobre todas aquellas personas que ya padecen algún trastorno psicológico, por no hablar del calor excesivo tan dañino para quienes sufren de ansiedad. En cualquier caso, dado que no podemos transformar las condiciones meteorológicas de donde vivimos, desde LARRAKOETXEA PSICÓLOGOS (AMOREBIETA y BILBAO) recomendamos recrear en nuestro hogar las condiciones idóneas para mejorar nuestro estado anímico. Tal vez así, conseguiríamos reducir un tanto el impacto de los cambios estacionales en nuestro equilibrio emocional.

www.larrakoetxeapsicologos.com
info@larrakoetxeapsicologos.com

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2018 © Copyright - Larrakoetxea Psicologos by Euskonsulting

   630 86 75 34